Rally mundial

En los años 50 y 60 los coches de rally mundial eran casi de serie, la mayoría de los pilotos eran amateurs, y los rallyes se celebraban en carreteras publicas ¡abiertas al tráfico!, sé podía correr con coches tipo Aston Martin o Jaguar MK VII, y muchos participantes tenían que llevar en su coche las piezas de repuesto (incluso en la baca).

A principios de los 70, el Porsche 911 y el Alpine Renault eran los coches que dominaban en la competición, pero sin hacer mucho ruido al principio, el Escort RS 1.600 empezó a imponerse en muchas pruebas. Poco a poco fueron incorporándose equipos oficiales de rally mundial, y junto a Porsche, Alpine y Ford se inscribieron marcas como Lancia y Saab, esta ultima con una curiosa (y muy anticuada) berlina de tracción delantera llamada Saab V4.

Mas tarde aparecería Fiat con el Sport Spider de motor delantero, y Datsun (hoy Nissan) también creo un equipo para competir en Europa.

Rally mundial

No hay que olvidar que unos años antes, el Mini Cooper había conseguido ganar algunas pruebas, entre ellas el rally mundial de Monte Carlo (tres veces), pero cuando las nuevas marcas comenzaron a inscribirse, este pequeño coche no pudo conseguir estar a la altura de los mejores y optaron por retirarse.

Los pilotos más famosos de rally a principios de los 70 fueron Hannu Mikkola y Timo Makinen, que pilotaban dos Escort 1.600 RS, Stig Blomqvist con un Saab, y Jean Claude Andruet que ganó el rally de Monte Carlo de 1973 (el primer rally oficial del campeonato del mundo), con su copiloto femenina "Biche", a bordo de un Alpine Renault A-110.

En el año 1.974 apareció el primer coche fabricado específicamente para competir en rallyes: el Lancia Stratos, pilotado entre otros por Sandro Munari. Este coche estaba a un nivel superior que la mayoría, y ganó el campeonato del mundo tres años consecutivos (74,75 y 76).

Era una máquina eficaz en todo tipo de terrenos, y además bastante mas rápido que todos sus rivales. Llevaba un motor Ferrari V6 montado tras los asientos y tenia tracción trasera. Aun así, era un coche muy difícil de llevar, ya que cargaba mucho peso en el eje trasero.

A finales de los 60, Fiat había comprado Lancia, y no tardó en inscribirse en el rally mundial con un coche propio. Fue en 1.975 con el 131 Abarth, pilotado, entre otros, por Markku Allen. Ese fue el principio del fin del Stratos.

Historia del Rally mundial

Rally Aunque apareciera el Fiat 131 Abarth, el Stratos todavía tenía cosas que demostrar, y continuó ganando pruebas, hasta que la marca se retiró oficialmente en 1.977 en plena gloria. En 1.976 apareció un joven piloto de nombre Ari Vatanen, que daría mucho que hablar mas adelante, pilotando un Escort RS 1.800. Al año siguiente, Bjorn Waldegaard y Hannu Mikkola sobre el Ford, y Markku Alen con el 131 Abarth, protagonizaron un gran duelo. Los Escort RS 1.800 eran mejores cuando no había tracción, pero en asfalto el 131 Abarth era superior. En 1.977 fue Fiat el que gano el rally mundial.

Y con el Stratos fuera de juego, (aunque seguiría compitiendo bajo equipos privados) también consiguió ganar el del 78, ya que la marca se pudo volcar totalmente en el 131, consiguiendo grandes avances técnicos. El mundial de pilotos se lo llevó Sandro Munari con el Stratos. En esta época aparecieron nuevas marcas en el mundial, Triumph con el TR-7, Opel con el Kadett GTE y Vauxhall con el modelo Chevette, un coche muy parecido estéticamente al Fiat/Seat 127, pilotado por el finlandés Pentti, y aunque era un coche muy rápido no era muy fiable y no consiguió los éxitos esperados, En 1.978, Saab sustituyo el V4 por el 99 Turbo, mucho más moderno y bastante más grande.

Ese año hubo un autentico maremagnum de marcas compitiendo en rally mundial, aparte de muchos otros pilotos privados que corrían con coches de todas clases, como el Simca 1.000 o el Fiat 128, por citar un par de ejemplos. Este año el título fue para Markku Alen con el 131 Abarth. En el 79 el Lancia Stratos todavía competía bajo equipos privados y seguía siendo muy competitivo, incluso sin el apoyo oficial. Los dos coches que consiguieron mas victorias ese año fueron el Stratos y el Escort RS 1.800.

En San Remo el Lancia consiguió una sonada victoria, dejando en ridículo a los cuatro 131 Abarth inscritos por Fiat, que había apostado fuerte por este ultimo. Este año también apareció en escena el Talbot Sunbeam Lotus, otro coche pequeño que también daría que hablar. El campeón de 1.979 fue Bjorn Waldegaard con el Escort, posiblemente el mejor coche de rally de finales de los 70. En el rally de 1.980, Fiat, con su 131 Abarth pilotado por Walter Rohrl, se mostraba muy confiada aunque el coche estuviera casi al final de su desarrollo.

Mundial de RallyJunto a Rohrl, también corría en Fiat el piloto Bjorn Waldegaard, que antes estaba en Ford, y en el 79 había ganado el campeonato del mundo. Al final, Fiat se alzaría con el titulo de marcas y Walter Rohrl con el de pilotos. Ese mismo año, Opel inscribió el Ascona 400, ganando el rally de Suecia, y Ford se retiro oficialmente para desarrollar un nuevo coche. Su modelo Escort RS 1.800 continuó corriendo en manos del equipo privado de David Sutton, con Ari Vatanen a los mandos. La primera victoria del campeonato de 1.981, fue para Jean Ragnotti y su Renault 5 Maxiturbo, en dura pugna con Henry Toivonen, un piloto muy joven, y su Talbot Sumbeam Lotus. Ese año llegó la autentica revolución al mundial, el Audi Quattro, el primer coche con tracción total de la historia, pilotado por Hannu Mikkola y la piloto femenina Michelle Mouton.

Era el coche a batir cuando se necesitaba la máxima tracción, y así gano de manera aplastante el segundo rally mundial del año en Suecia, en manos de Mouton. El Quattro era un coche muy superior, pero el triunfo final fue para Ari Vatanen con el Escort RS 1.800. En el 82, Stig Blomqvist se unió a Audi, y entre estos tres pilotos ganaron múltiples pruebas, dejando en ridículo a los Opel, Ford, Talbot, etc., y aunque ese año el campeón de pilotos fue Walter Rohrl con el Ascona 400, Audi se alzo con el titulo de marcas. En 1.983 iba a aparecer el Grupo B, una nueva categoría que permitía a los fabricantes inscribir coches específicamente diseñados para los rallyes.

Simplemente se requería la fabricación de 200 unidades, y el máximo exponente fue el Lancia Rally 037 de tracción trasera, con Walter Rohrl y Markku Alen al volante. Ese año hubo un gran duelo entre Lancia y Audi. El titulo de constructores se lo llevó Lancia, y el de pilotos fue para Mikkola con el Quattro. En el 84, Walter Rohrl paso de Lancia a Audi, y Lancia mejoró en 25 CV la potencia del 037. Ese mismo año, Peugeot inscribió un nuevo Grupo B, el 205 T16 de tracción integral, una autentica bomba de relojería, con Vatanen a los mandos. En mitad del campeonato, Audi presento el Quattro S1, con un chasis algo mas corto que el anterior. Otro coche Grupo B que llamó la atención en 1.984, fue el Toyota Celica Turbo, con un recién llegado Juha Kankkunen, y con Bjorn Waldegaard al volante. El vencedor esta vez fue Audi en marcas y Stig Blomqvist con el Quattro se convirtió en el mejor piloto de la temporada.

Campeonato de Rally En 1.985, Ford presentó el RS 200, aunque no participó en ninguna prueba, Austin Rover inscribió el MG Metro 6R4, y Lancia ya estaba pensando en sustituir el 037 por el Delta S4. Todos ellos eran Grupo B, y estaban diseñados para batir al Peugeot 205 T16. Ese año, Attillio Bettega, pilotando un Lancia rally mundial, tuvo un accidente en Córcega y perdió la vida. En Argentina, Ari Vatanen también sufriría un duro golpe: su coche volcó a mas de 190 Km/h . Afortunadamente pudo salvar la vida. Por otra parte, el campeón del mundo fue Timo Salonen con Peugeot. En el 86, el joven pero experimentado piloto Henry Toivonen sorprendió a todo el mundo con el nuevo Delta S4, quedando muy bien clasificado en las primeras pruebas del mundial. Ford ya tenia su RS 200 homologado para Grupo B, y Kankkunen fichó por Peugeot.

En Portugal, un RS 200 pilotado por el campeón local Santos, impactó contra la multitud tras un rasante. Hubieron muchos heridos y cuatro muertos. Todos los equipos importantes se retiraron de esa prueba. Pero estos monstruos llamados Grupo B, todavía provocarían otra catástrofe: en Córcega, Henry Toivonen y su copiloto Sergio Cresto murieron instantáneamente cuando su coche se salió de la pista y explotó. Después de ese año, los Grupo B quedarían prohibidos. El campeón de 1.986 fue Juha Kankkunen, de nuevo con el imbatible Peugeot 205 T16. Al año siguiente, ya sin ningún Grupo B, los equipos punteros presentaron nuevos vehículos. Lancia inscribió el Delta HF Integrale, Ford participó con el Sierra Cosworth, uno de los cuales pilotaba un tal Carlos Sainz junto a Blomqvist, y Peugeot se retiró para dedicarse al Paris-Dakar.

KartingTambién participarían coches como el Mazda 323 Turbo, el Toyota Supra, el Audi 200 Quattro, el Opel Manta, y el BMW M3, que había corrido anteriormente junto al Sierra Cosworth en el campeonato de turismos. El titulo mundial se lo llevo de nuevo Juha Kankkunen, esta vez con el Lancia Delta HF Integrale. En 1.988, Kankkunen pasó a pilotar el nuevo Toyota Celica de tracción total. Lancia, por su parte, se aseguró dos pilotos de élite para pilotar el Delta. Eran el italiano Biasion, quien se adjudicaría el título, y el veterano Markku Alen. Hubo una gran competitividad entre estas dos marcas durante bastante tiempo. En el 89, Mitsubishi inscribió el Galant VR4 (el antecesor del Lancer), pilotado por Vatanen, entre otros. Pero fue Lancia la marca que triunfó ese año, consiguiendo tanto el titulo de marcas como el de pilotos en el que repetiría Massimo Biasion. Por otra parte, Sainz, que se había cambiado de Ford a Toyota, comenzaría a despuntar.

El año siguiente seria el definitivo para Carlos.En 1.990 continuaría la feroz lucha entre Lancia y Toyota, con el Delta Integrale y el Celica Turbo. La primera tenia un equipo técnico muy extenso, con muchos avances y muchos pilotos inscritos. Así conseguiría el titulo de marcas, con Kankkunen como máximo exponente. Pero Carlos Sainz, con Toyota, se llevó el mundial de pilotos. Fue la primera vez que este piloto madrileño conseguía ganar el campeonato del mundo de rallyes. Un año mas tarde, Kankkunen, todavía con Lancia, recogería el testigo de Sainz y se alzaría por tercera vez con el mundial de pilotos. Y es que, aparte de Carlos y Toyota, no había prácticamente nadie capaz de frenar al poderoso Delta Integrale. En el año 92, Sainz ganó por segunda vez el titulo de pilotos, de nuevo con el Celica. Sería la ultima vez que nuestro piloto más internacional conseguiría tal hazaña. Al año siguiente Sainz fichó por Lancia, mientras que Kankkunen ya pilotaba el Celica.

El equipo Subaru presentaría el Impreza, con Ari Vatanen como primer piloto, un coche que hasta nuestros días ha sido de los más eficaces, siempre con su típico color azul, corriendo por primera vez en el rally Mil Lagos. Kankkunen conseguiría su cuarto mundial con Toyota. En el 94, Toyota hizo debutar el nuevo Celica GT-Four, lógicamente también de tracción total, como venia siendo habitual en los rallyes, conducido por el ya tetracampeon del mundo Juha Kankkunen. Pero sorprendentemente, sería el francés Didier Auriol el que acabaría imponiéndose al final, ganando el mundial con el antiguo Celica. Toyota consiguió de esta manera el titulo de marcas otra vez, y Lancia no tardaría en retirarse de la competición. Por otra parte, Sainz pilotaría desde ese año el Subaru Impreza.

Formula 1En 1.995, Toyota comenzó muy fuerte, ganando infinidad de pruebas de manera aplastante y muy sospechosa, con lo cual la FIA opto por revisar los coches de la marca, encontrando una sofisticada trampa en el sistema de admisión del turbo del vehículo. El Celica fue descalificado automáticamente del rally mundial del 95 y se prohibió a Toyota participar en el de 1.996. Aun así, el Celica continuaría compitiendo en manos de equipos privados. Por otra parte, Subaru se haría con los servicios de Colin McRae para formar tandem con Carlos Sainz. Precisamente McRae fue el campeón en el 95 con el Subaru Impreza 555. El 96 seria el definitivo para Makinen y su Lancer. Mitsubishi ya había participado anteriormente con el Galant VR4, y mas tarde lo haría con el Lancer y su infinidad de evoluciones. Makinen seria el campeón de ese año con el Lancer Evo III. El titulo de marcas se lo llevo Subaru. Sainz, por su parte, pilotaría el Ford Escort Cosworth en el 96 y 97. El año 97, sería un calco del anterior. Subaru volvió a ganar el mundial de marcas, y Makinen haría lo propio con el de pilotos, por segunda vez con el Lancer.

En 1.998 aparecería una nueva categoría, los WRC (World Rally Car). Toyota, Ford, Subaru, e incluso Seat (esta ultima a partir del rally de Finlandia), presentarían sus WRC. El Toyota Corolla, el Subaru Impreza, el Ford Escort, y el Seat Córdoba eran los nuevos coches que se suponía eran mejores que los Grupo A. Sainz, de nuevo con Toyota, y McRae con Subaru, no fueron capaces de vencer a Makinen con el Lancer Grupo A. Al año siguiente, llegaron dos nuevos WRC. Ford sustituyó el ya obsoleto Escort, por el Focus, y por su parte, Peugeot volvería al mundial, después de un largo paréntesis, con el nuevo 206 WRC. Este año, McRae pilotaría el Focus y Makinen conseguiria por cuarta vez el titulo de pilotos. Este año 2.000, Sainz volvió a formar tandem con McRae, esta vez con Ford y el Focus WRC, Seat presentaría la evolución del Córdoba WRC con Auriol y Gardemeister a los mandos, y Skoda y Hyundai inscribirían el Octavia y el Accent.

Todos ellos eran "World Rally Car", con lo cual no era de extrañar que acabara el reinado del único Grupo A que quedaba en liza, el Lancer. Este año, al terminar el campeonato, Seat anuncio su retirada, debido a los malos resultados cosechados en el 99 y 2.000. Por otro lado, Marcus Gronholm, con su Peugeot 206, acabaría llevándose el rally mundial de pilotos tras un emocionante campeonato, en dura pugna con Richard Burns y el Subaru Impreza WRC. Peugeot también ganaría el titulo de marcas. ¿Conseguirá el 206 WRC los mismos éxitos que el legendario 205 T16?

Formula 1 l Mundial de motociclismo l Formula karting l Rally mundial l Motor de arranque